miércoles

RESEÑA: LA CASA DEL PROPÓSITO ESPECIAL DE JOHN BOYNE


SINOPSIS:
Mientras acompaña a su esposa Zoya, que agoniza en un hospital de Londres, Georgi Danilovich Yáchmenev rememora la vida que han compartido durante sesenta y cinco años, una vida marcada por un gran secreto que nunca ha salido a la luz. Los recuerdos se agolpan en una sucesión de imágenes imborrables, a partir de aquel lejano día en que Georgi abandonó su mísero pueblo natal para formar parte de la guardia personal de Alexis Romanov, el único hijo varón del zar Nicolás II. Así, la fastuosa vida en el Palacio de Invierno, las intimidades de la familia imperial, los hechos que precedieron a la revolución bolchevique y, finalmente, la reclusión y posterior ejecución de los Romanov se entremezclan con el durísimo exilio en París y Londres en una hermosa historia de un amor improbable, al mismo tiempo un apasionante relato histórico y una conmovedora tragedia íntima. Con un dominio absoluto del ritmo y el suspense, John Boyne mantiene vivo el interés hasta las últimas páginas, en las que un inesperado desenlace dejará, una vez más, una profunda huella en los lectores.

OPINIÓN PERSONAL: AINHOA.

Tras intentar leer un libro sobre la familia Romanov, el cual me fue imposible terminar por la mala pluma de un escritor mal hablado y vulgar, mi padre me recomendó este libro, pues nos habla sobre los últimos zares de Rusia.
La historia comienza con un hombre anciano con una esposa enferma de cáncer. Básicamente habla de lo horrible que es la vejez y de que todo el mundo se cree que por ser viejo eres tonto e inútil. Georgi Danilovich nos demuestra que eso no es cierto, que envejecer no le ha hecho ser estúpido y que su mente sigue siendo la misma.
Cada capítulo remonta a una época, comienza con Georgi anciano, el siguiente es de Georgi joven, y después vuelve al anciano. Así sucesivamente.
Cuando es la historia de Georgi joven es muy interesante, relata su vida de niño en un pueblo ruso muy pobre, cuenta como sus padres no lo quieren y que siempre piensa en huir. Hasta que pasa X cosa y su vida cambiar radicalmente y pasa a ser el guardia personal del zarévich. Es ahí cuando la historia es interesante, la parte de su juventud es genial y estaba encantada con ella. Pero cuando terminaba el capítulo (que son super largos) comenzaba uno nuevo de Georgi anciano y la historia es aburrida, su forma de pensar y actuar con su mujer no me gusta, se podría decir que es un viejo amargado, demasiado serio. Si ya de por sí los capítulos son largos, cuando relata Georgi anciano se hacen eternos. Leía un capítulo al día si me quedaba en la historia de su juventud, pero si comenzaba la lectura en la vejez leía dos, pero no tres por no tener que soportar dos veces en el mismo día al viejo Georgi.
Otra cosa de la que quiero hablar de capítulos de Georgi anciano es que están desordenados, lo mismo te cuenta cosas del presente que cosas de cuando tenía treinta años, o cincuenta, o setenta. Me faltaba una fecha para poner un orden cronológico cuando cambiaba de recuerdos en el mismo capítulo.
Desde un primer instante sentía que John Boyne y Georgi Danilovich me estaban intentando engañar, además se lo comenté a mi padre, le dije qué era aquello que me hacía pensar en X mentira, y no me equivoqué, tuve que esperar hasta el último capítulo para saber si era cierto, pero lo sabía.
Lo mejor de todo es cuando hablan de la familia Romanov, cómo los conoce, cómo se integra y cómo se enamora. De verdad que me ha gustado muchísimo la historia de Georgi de joven. No puedo darle las cinco estrellas porque la vejez de nuestro protagonista me resulto extremadamente aburrida, eran como capítulos paja que escribía para hacer esperar a los Romanov, para hacerte desear que terminase ese largo capítulo para que tuvieses más ganas de seguir leyendo a la familia real de todas las Rusias.

Me quedaré con esos capítulos de la juventud de Georgi. También añado que los pelos se me erizaban cada vez que Rasputín aparecía, como si fuese un espectro entre las sombras.









RESEÑA: BAILANDO CON LOBOS DE MICHAEL BLAKE
LECTURA, ¿FANTASÍA O PESADILLA?