jueves

RESEÑA: CAZADORES DE SOMBRAS LOS ORIGENES DE CASSANDRA CLARE


SINOPSIS:
Nueva trilogía que precede la historia de Cazadores de sombras y nos cuenta sus orígenes
Tessa Gray está dispuesta a encontrar a su hermano, del que no recibe noticias desde hace tiempo. Para ello, se dirige a Londres, donde será raptada por las Hermanas Oscuras, miembros de una organización secreta llamada el Club Pandemonium, y rescatada por los Cazadores de Sombras. Tessa se sentirá atraída en seguida por Jem y Will, y deberá elegir quién de ellos ganará su corazón mientras los tres siguen en busca de su hermano y descubren que alguien trama acabar con ellos.

OPINIÓN PERSONAL: IRUNE.
Una de mis sagas pendientes desde hace mucho tiempo, quería terminar primero los instrumentos mortales, pero cuando iba por la mitad de ciudad de fuego celestial no hacían más que hablar de personajes de los orígenes, así que cerré el libro y comencé con Ángel mecánico.
Realmente compré los libros sin leer la sinopsis, no sabía con que iba a encontrarme. Nunca había leído nada de 1878, los vestidos, carruajes, el lenguaje... todo es perfecto, muy bien detallado y fácil de imaginar, de transportarse a esa época.
Algo que amo a más no poder es que Cassandra Clare es una gran creadora de frases profundas, en otros libros puedo resaltar alguna frase porque sobresale por encima de todas las demás, pero es que con ella contaría cientas.

«Dicen que el tiempo lo cura todo, pero eso asume que el origen del pesar es infinito. Que se acaba. Esto es una herida abierta que sangra día tras día.»

Otro gran detalle de Cassandra es que tiene un desarrollo de personajes enorme, siempre, repito, siempre son únicos e inigualables, no son personajes planos, cada uno tiene su personalidad. Crea a las mujeres fuertes y luchadoras, me encanta, sobretodo porque en 1878 la mujer tenía otra imagen y sabías lo que tenías que esperar de una señorita, por eso Tessa nuestra protagonista, lejos de ser perfecta, evolucionará mentalmente cambiando muchos valores o la imagen femenina idónea en esa época.
Reconocer los apellidos o personajes que ya conocía de los instrumentos mortales me ha emocionado, soy simplemente otra mundana más enamorada de nuestro fabuloso Magnus Bane, que sinceramente pensaba que aparecía un poco más, pero como siempre es brillante.
Cassandra nos trae en cada título un misterio oculto de cada personaje, en Ángel mecánico puedo decir que es sobre la enfermedad de Jem, en Príncipe mecánico sobre el misterioso Will y en princesa mecánica al fin sabemos qué es Tessa.
Hablaré de los personajes, las damas primero, ha ido directa a la lista de personajes femeninos favoritos, compartimos nuestro amor por la lectura, para mi es perfecta, todo me parece real en ella.
Will, cuando empieza la saga es Señor Herondale, me encanta ese trato cortes. Es un personaje que por mucho que pretenda que le odies es imposible, a mi me ha conseguido conquistar muchas veces. Muchas de las escenas que protagoniza junto a Tessa casi he podido tocarlo de lo bien desarrollado que nos lo describe. Sin duda es el chico malo pero dulce que nos conquistaría a cualquiera, incluso puedo decir que tiene momentos cómicos parecidos a Jace, será que viene con el apellido.
Jem, el chico plateado, realmente es quien se ha llevado mis suspiros de amor, tan paciente, educado, leal y atento, lo tiene todo.
Jessamine, sin más, ni amor ni odio ni nada de nada he sentido hacia ella, es un personaje fantasma con un poco de protagonismo en cierto punto, pero no destaca, es más considero que se olvida de ella y se deshace como puede.
Gideon también ha conquistado mi corazoncito, tan amable y duro a la vez, es ideal. Si tengo que escoger a uno de los chicos, sin dudarlo me quedo con él.
No puedo hablar de todos porque no te terminaría nunca... pero si que voy a criticar que hay momentos en los que he sentido saturación en las escenas de acción de la cantidad de personajes que estaban en ese momento, demasiado calculado todo y repartido.
El desarrollo de la historia está perfecto, como siempre, pero no sé si es por mí, por Cassandra o porque ya la conozco tanto que me resulta predecible, no me sorprende porque la veo venir.
Algo que creo que también he criticado en instrumentos mortales es el poder que ofrece Cassandra a los adolescentes, es decir, están luchando contra el malo malísimo, los adultos contra los secuaces del malo, y los niños se quedan con el más difícil, realmente es una fantasmada, pero es lo que nos atrae cuando somos más niñas, yo lo veo así con 23 años, con 16 sería diferente. Otra cosa que veo mal, no mal, si no demasiado pronto, o que simplemente no debería de plasmar tan superficialmente, es el sexo, tanto en orígenes como en instrumentos mortales, incluye algún pasaje de sexo sin detallar en adolescentes. Seré anticuada, pero se me hace raro imaginar a gente adulta imaginando a niños practicando sexo, porque con 16 y yo siendo mayor que ellos es raro, me parece que queda mal.
Personalmente los mejores momentos los protagonizan Jem y Will, juntos, las escenas más bonitas y emotivas son de ellos dos, como por ejemplo la canción del final con el violín, o la descripción que nos narra Will en la taberna de camino a Cadair Idris, simplemente perfecta

Me alegro mucho de que sea una trilogía con fin y no la decida continuar, porque está perfecta tal cual la ha creado. Sólo cambiaría las canciones tristes, que sinceramente las he dejado de leer, y también cambiaría tantas menciones de personajes literarios que no conozco, lo que me ha dado de pensar en leer los libros que mencionan.
Por transportarme a mi adolescencia, a soñar y sonreír como una niña, por hacerme sentir ilusionada con sus personajes sin importar cuántos años tengan ellos y cuantos tenga yo. Y sobre todo por hacernos capaces de amar a más de un personaje a la vez se merece la estrella especial que no pude darle a instrumentos mortales, ya que no mantuvo mi interés de la misma forma en cada uno de sus libros.
Gracias Cassandra Clare por cada página, por cada sonrisa y cada lágrima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario