martes

RESEÑA: SAGA CINCUENTA SOMBRAS DE E.L. JAMES



SINOPSIS: 50 SOMBRAS DE GREY.


Cuando la estudiante de Literatura Anastasia Steele recibe el encargo de entrevistar al exitoso y joven empresario Christian Grey, queda impresionada al encontrarse ante un hombre atractivo, seductor y también muy intimidante. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarle, pero pronto comprende cuánto le desea. Cuando la pareja por fin inicia una apasionada relación, Ana se sorprende por las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus propios y más oscuros deseos.



OPINIÓN PERSONAL: IRUNE.
Antes de leerlo había leído y escuchado muchas cosas sobre él, buenas y malas. Diré que no hay que hacer caso de lo que dice la gente sobre una historia, hay que comprobarlo una misma. Pues bien, tenía una idea formada de Grey: un hombre duro, con un oscuro pasado, borde, serio.. vamos que me habían dicho que daba bastante asco. Mentira. Sí, tiene un pasado oscuro, es serio y duro, pero desde luego a mí no me produjo asco su personalidad, es más, quitando esa faceta oscura que tiene, ¿quién no se enamoraría de él? Y no lo digo por sus regalos caros.
Tengo que añadir que terminé bastante harta, dentro de la mente de Anastasia, de sus expresiones, por llamarlo así, como  "Mi conciencia" y "La diosa que llevo dentro". Que pesada. Por mí podría ahorrarse todas las escenas que realiza la diosa que lleva dentro, como bailar, esconderse y demás cosas, creo que sobran, en mi opinión es bastante cutre. También abusa de las expresiones "pongo los ojos en blanco" y " me muerdo el labio", al principio no está mal, pero luego cansa.
De Anastasia también diré que en ocasiones me resultaba bastante cría e infantil, sobre todo con sus celos y en momentos de descaro, como esos arrebatos que le dan sin conocer a la Sra. Robinson y arremeter contra ella los insultos tan vulgares que usa. Por lo demás una de las protagonistas, que yo haya leído, que más muestra sus miedos, sentimientos y reacciones bastante reales a las que tendría, digamos, una chica del mundo real.
Quitando todas las escenas subidas de tono es una historia de amor, a mi parecer, bastante bonita e intensa. En ningún momento es una relación de ahora sí, ahora no, que las odio. Ambos tienen sus dudas y sus miedos, pero no por ello se rinden, eso me gustó. Muchas veces era inevitable no sonreír, incluso tiene momentos cómicos.
Algo que sí voy a criticar es que hay momentos que parece un guión de cine, exceso de diálogo, y no solo eso, no matiza quién habla, qué hace el personaje… para mi gusto quería ir al grano y punto. Me parece fundamental que añada explicaciones a los diálogos, el tono de la conversación, si se rasca la cara, se le acelera la respiración… Si me dices que apenas lo hace y no se nota puede ser pasable, pero no es el caso ya que es una gran mayoría.

En general es una novela que engancha, se lee fácil y te absorbe, pero sinceramente no es para tanto. Eso sí, el final no me lo esperaba para nada, me gustó.





OPINIÓN PERSONAL: AVELINA.

 Es el único que he leído de la saga y la verdad que me gustó mucho. Quizá fuese por la curiosidad que me provocaba eso del masoquismo, cómo sería y cómo se describiría en el libro. Lo leí bastante rápido y me mantuvo enganchada a sus páginas durante todas ellas. Tengo algunas quejas que he llegado a ver con más claridad al empezar a leer 50 sombras más oscuras y con la película. Anastasia y Christian son una pareja extraña, no tienen la comunicación que habría en una pareja normal, en la que se supone te ríes y creas un ambiente agradable y divertido. Ellos se basan en el sexo, totalmente en el sexo, no hay una atracción que no sea sexual, cualquier mirada, pensamiento, roce, lo que sea, es referente al sexo. Que por otra parte siendo unos libros eróticos, ¿qué puedes esperar? Me he dado cuenta de que no son mi ámbito, y que las buenas opiniones que tenía al principio del libro ahora mismo no son tan buenas.
Pero repito en el momento de leerlo me mantuvo enganchada durante todo el tiempo que lo tuve entre mis manos, así que no lo suspendo. Cuatro estrellas para él.



OPINIÓN PERSONAL: MÓNICA.

… Puntos suspensivos es la mejor manera que tengo de empezar. Estuve a punto de no hacer reseña de esta trilogía, por miedo a que millones de feministas vinieran en mi busca con fustas y palos.
Se puede leer, pasas bien el rato, es una historia diferente y puedes soñar con una vida que nunca tendrás. Las historias de chico millonario que se enamora de chica sosa mal vestida nunca que me han gustado. Pero el colmo ya es cuando la chica es virgen y al día siguiente una diosa del sexo que pide llorando que la azoten.
Creo que dejo bastante claro que no me gustan los personajes. No tanto la historia, repito, que leí los tres libros y no me arrepiento de ello. Quizá el problema sea que soy demasiado feminista para un hombre como Christian Grey. El vende mi coche, ¡mi coche! Sin mi permiso y muere. Nadie toca mi coche.


  Todo pasa muy deprisa y se enamoran sin motivo. Creo que ¾ partes del libro están acostándose y ¼ peleando así que no sé cómo se conocen. Buen intento de parte de la autora por hacer algo diferente y hablar abiertamente del sexo pero un sado masoquismo suave y un protagonista machista no es mi estilo.













OPINIÓN PERSONAL: IRUNE.
Lo empecé al día siguiente de terminar el primero ya que la escritora consiguió dejarme con las ganas de saber que pasaría. Me gustó ir descubriendo poco a poco la oscuridad de Grey, no que le den todo hecho a Anastasia, en ese sentido está la intriga muy bien conseguida.
El sexo en esta parte ya no es tan llamativo como en la primera, más que nada porque es más "light" o como dicen ellos "vainilla". ¡Ojo! que casi me pareció más romántico y más real, pero más soso. La escritora, por suerte, se salta muchas escenas de sexo, que ya empezaban a ser repetitivas.
En esta entrega vemos a un Grey mucho más relajado, y se descubre un poco más sobre su oscuridad. Sinceramente ya no es lo mismo, no me gustó tanto. Anastasia por su parte demuestra ser, para mi gusto, demasiado celosa, insegura y sobretodo mucho más cría que en la anterior entrega. También me pareció mucho más egocéntrica y sigue siendo igual de vulgar y cruel con algunos de sus comentarios.
Por otro lado la escritora en muchas escenas no ha logrado transmitir como ella esperaba la tensión sexual, la intriga o emoción por culpa del exceso de diálogo, por lo que a mí me parece le resta mucho y deja que desear. Creo que es lo que más me molestó.
Los altibajos en la relación tampoco me gustaron, digamos que Anastasia tiene demasiado control y a la vez no tiene nada. Ambos son demasiado efervescentes que pasan del amor al odio y viceversa en tan solo un diálogo.
Hay momentos que no sé si fue culpa mía por falta de concentración o de la escritora, pero creo que hubo cosas que se me pasaron por alto, en la primera entrega me pasó con las palabras de seguridad "rojo y amarillo", "la señora Lincoln" y más detalles que ahora mismo no recuerdo. El trauma de Grey tampoco me quedó muy claro sobre todo la parte de la Sra Robinson.
Hay muchas situaciones de relleno, demasiada publicidad (marcas, artistas, canciones…) exceso de celos y todo pasa demasiado rápido… DEMASIADO.  El final me dejó con ganas de seguir leyendo, me intrigó saber qué se le pasará por la cabeza a dicho personaje, pero la verdad es que me gustó más la primera parte.

(POSIBLE SPOILER, NO LEER SI NO LO HAS TERMINADO) 

Digamos que el sufrimiento les dura poco y el enfado se les pasa enseguida, eso la verdad que no me gustó, debería haberlo alargado un poco más. Aproximadamente en la página 200 (Hotel+barco) era todo tan perfecto que a mí me aburrió. Las dos palabras más esperadas las repiten tanto que carece de emoción y significado, para mí no valen nada…

Todas las líneas dedicadas a Leila me parece que sobran, un personaje terciario totalmente irrelevante, si lo quitas casi no cambia nada, solo celos. No ha sabido desarrollarlo para crear ese "miedo" por no mencionar la desaparición de un personaje que dura un máximo de dos hojas o cuatro carillas, con la supuesta tensión que intenta crear fracasando en su desarrollo. Y qué decir de la última escena con la Sra Robinson, también mal desarrollada… Mi opinión es que E.L. James quiere llegar a una escena o situación escribiendo todo rápido y mal hasta llegar a ella.











OPINIÓN PERSONAL: IRUNE.
No sé por dónde empezar la verdad… Qué decepción de saga, no entiendo cómo ha tenido tanto éxito, el primero es sin duda el único que merece ser leído. Pensaba que no lo terminaba nunca, horroroso, cuanta perfección…
Hablaré de Anastasia: es un personaje perfecto en todo lo que hace, no falla en nada, sabe hacer de todo… odio los personajes perfectos. Siempre va un paso por delante al resto, y tiene el don de predecir lo que va a pasar. La tía es insaciable sexualmente, que aburrimiento, pasa de ser virgen a ser una "diosa del sexo" en un día. Lo que más me molesta de ella es que siempre critica a todas las mujeres que salen en escena durante los tres libros, menos a las de su entorno claro, que si llevan demasiado brillo, demasiada máscara, la falda muy corta… Tachando a la mayoría de depredadoras sexuales roba maridos ( es mi opinión). Lo único que tiene de real es la curiosidad que siente, creo que es un personaje que no evoluciona, o mejor dicho no es la Anastasia del primer libro. De estar soltera pasa a depender totalmente del hombre, no sabe vivir sin él, y si llevan cinco minutos sin verse ya lo echa de menos.
Ahora hablemos de Grey: en muchas escenas le considero machista, no cocina, no barre, tiene que controlar dónde y con quién está Anastasia (dejando a un lado el tema de seguridad) tiene que darle permiso para la ropa, para todo en realidad, ¿pero esto qué es?
No logro entender cómo señoras maduras han leído esto y mucho menos cómo ha salvado matrimonios, es posiblemente el libro de carácter más adolescente de todos los de mi estantería, he vuelto a tener diecisiete años mientras lo leía, y eso no es positivo. No sé si no he entendido lo que quería transmitir la autora o realmente el problema está en el libro. Del tema sexual no digo nada, solo que es repetitivo y hay exceso de escenas, por lo demás no es tan escandaloso como tenía en mente, ya que la mayor parte es vainilla. Algo que sí que me gustó mucho fueron los momentos en los que ella le va soltando los botones, me parecieron muy bien elaborados.
Algo positivo es que al menos en este libro se relacionan con más gente, pero no lo suficiente como para conocer a los personajes, realmente solo sentí cariño por Ray y Taylor. La nueva escena de Leila, sobra como todas las anteriores y qué decir de Jack, también sobra.
Sí me gustó el Grey de los últimos capítulos, sincero, calmado y enamorado. La explicación de el trauma de él también queda resuelta y sin dejar ninguna duda. El epílogo me dejó con un sabor agridulce.



(SPOILER, NO LEER SI NO LO HAS TERMINADO)

Página 355, la escena de sexo, ella tiene que resistirse, sentí mucho asco, ¿se supone que están interpretando una violación? Solo sentí asco.
Amé y odié a Grey, sentí mucho odio con su reacción al embarazo, como le llama estúpida, ese no era mi Grey, era un monstruo sin corazón.
¿Qué pasa con Ethan y Mia? Su final es abierto, más que nada porque no son mencionados.


El capítulo donde vemos el punto de vista de Grey en el primer libro también sentí amor y odio. Me gustó saber que pensaba, pero no el cómo, para mí, las palabras vulgares que usa le restan su elegancia mantenida durante los tres libros.






RESEÑA: 50 SOMBRAS DE GREY DE E.L. JAMES
RESEÑA: 50 SOMBRAS MÁS OSCURAS DE E.L. JAMES
RESEÑA: 50 SOMBRAS LIBERADAS DE E.L. JAMES

LECTURA, ¿FANTASÍA O PESADILLA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario