martes

RESEÑA: SAGA CRÓNICA DEL ASESINO DE REYES DE PATRICK ROTHFUSS


SINOPSIS: EL NOMBRE DEL VIENTO.

He robado princesas a reyes agónicos. Incendié la ciudad de Trebon. He pasado la noche con Felurian y he despertado vivo y cuerdo. Me expulsaron de la universidad a una edad a la que a la mayoría todavía no los dejan entrar. He recorrido de noche caminos de los que otros no se atreven a hablar ni siquiera de día. He hablado con dioses, he amado a mujeres y he escrito canciones que hacen llorar a los bardos.
Me llamo Kvothe. Quizá hayas oído hablar de mí.


OPINIÓN PERSONAL: AINHOA.
Llevaba años en mi lista de "Futuras lecturas" y no lo compré yo, sino mi padre, es el primer libro que leo de su enorme y envidiable estantería. Se me hizo raro cogerlo, pues no he coincidido nunca con mi padre en un libro. Él se lo leyó en seis días y el segundo en cinco. ‹‹No sé que me pasó con ese libro, pero no pude dejar de leer hasta terminar. Fui el 25 de diciembre a comprar el segundo y me lo empecé aquella tarde››, son las palabras de mi padre cuando le pregunté por la saga.
A mí me costó mucho más leer el primero. Son 832 páginas, son finísimas y parecía que no avanzaba conforme leía. Leía tres horas seguidas y solo conseguía leerme 40 páginas, parecía que leía un montón y en páginas no era así, pero en contenido era una pasada. Al personaje siempre le pasa algo, no sale de una cuando ya se ha mentido en otra. Eso sí, le cuesta como 222 páginas en arrancar, no tiene prisa por contar lo que le pasa, pero tú sí tienes prisa por saber cómo va a salir de ese nuevo problema. No resuelve todo en una página, puede costarle capítulos, por eso lees, lees y sigues leyendo, aunque parezca que no avances. Al final no me di cuenta de cuándo me lo había terminado.
Yo no tenía prisa por terminarlo, me gustaba la historia, me gustaban los problemas de Kvothe, pero si no tienes paciencia ni te entusiasma la narración…. mejor no lo empieces, porque este libro es lento y casi todo es narración, para mi gusto perfecto, porque me encanta la narración y los libros "pesados", con historias dentro y fuera de la historia.
El libro empieza en el presente y narrado en tercera persona, pero en la página 77 va al pasado y es Kvothe el que la cuenta, (empieza con doce o trece años). Hay momentos en lo que vuelve al presente y te lo cuenta en tercera. Es el primer libro que leo que el escritor hace eso, la verdad, me resultó interesante y original.
Debo confesar que me encantan los libros con mapas, me encanta saber dónde pasa cada cosa y saber cómo es el mundo al que me transporto cuando leo. También me encantan las historias que cuentan sobre Dios, Demonios u otros seres o Heras, son una pasada, tengo libros de mitología que compro solo por leer historias así sobre dioses nórdicos, de Grecia, Roma, Egipto…
Hubo momentos en los que Kvothe no tenía abuela, no le hace falta que nadie le diga lo bueno y listo que es porque él ya lo sabe. No le falta egocentrismo, yo diría que le sobra porque todo lo hace bien, sabe de todo, aprende todo, no se olvida de nada, no falla en nada. Es… demasiado listo y eso le falla en muchas situaciones porque se olvida que tiene quince años o menos. Al final siempre se sale con la suya, le cuesta, pero lo consigue.
Eché en falta un glosario de palabras, hay veces que hablan en otros idiomas y no te dice qué ha dicho o que significa esa palabra. No explica todo, como el doble sentido de las canciones y yo no entendí todas. También usa palabras normales y corrientes y les da otro sentido y significado que no explica.
El autor tiene la costumbre de ponerle nombre a todo, a todos los personajes, tabernas, bebida, salas, canciones, ciudades… todo. Hay veces que eso está bien, pero creo que si un personaje solo sale en dos páginas y no lo vuelve a mencionar… no es necesario que tenga nombre. Otra cosa es que abrevia casi todos los nombres y eso no me ha gustado nunca, ¡con lo bonitos que son los nombres enteros!  Me pone mala leer Simmon, Sim, Simmon, Sim. O siempre Simmon o siempre Sim, pero no uno primero y otro seguido para que no parezca repetitivo. Yo soy así, cuando más raro sea un nombre, más me gusta y en esta historia me enamoraron los nombres (enteros) de todo y todos.
Me enamoró Auri y su forma de ver las cosas, al contrario de Denna, me dio bastante asco por así decirlo, cuando salió la primera vez ya sabía yo que iba a dar más que hablar, los capítulos del final donde está días con ella se me hicieron muy pesados, lentos y repetitivos. En cambio los capítulos de Ambrose los leía sin respirar, necesitaba saber qué nueva trampa le haría. Sus personajes no son planos, eso es lo mejor, cada uno de ellos es físicamente diferente y cada uno tiene su personalidad.
Flipas cómo describe las cosas. Hay momentos en los que te imaginas todo tan perfecto, que estás tan metida en la historia que parece que la estás viviendo tú. FLIPANTE.  


RESEÑA: EL NOMBRE DEL VIENTO DE PATRICK ROTHFUSS.
LECTURA, ¿FANTASÍA O PESADILLA?

1 comentario:

  1. ¡Hola!
    Genial reseña! Tengo este libro y quería volver a leerlo porque la primera vez me costó un poco. Falta de paciencia jejeje
    Coincido sobre todo en que en estructura, contenido y narración es alucinante. Y en que no tiene abuela :P
    ¡Besos!

    ResponderEliminar