viernes

RESEÑA: EL GABINETE DEL ALQUIMISTA MUERTO DE CARLOS POVEDA


SINOPSIS:

París, 1904. Un caballero respetable aparece muerto en su vivienda. Las autoridades sospechan de los vecinos del inmueble, que empiezan a recelar unos de otros en un ambiente donde la apariencia pesa más que la virtud y los criados tienen el sueño más ligero que sus amos. Puede que monsieur Bonancieux ocultase cuentas pendientes, pero ¿quién tuvo motivos para dibujarle una sonrisa sangrienta en la garganta?
París es una fiesta y las luces de la Belle Époque alumbran la vida nocturna de Montmartre y Pigalle, barrios de moral relajada y libre circulación de absenta y opio. Pero es en un bulevar señorial, apartado de callejuelas y tugurios, donde aparece el cadáver degollado de monsieur Bonancieux.
No hay pistas, ni móvil aparente, pese a que el caballero tenía una pasión secreta: escondía un laboratorio de alquimista en su domicilio y vivía dedicado a la búsqueda de la piedra filosofal. La primera incógnita es el paradero del ama de llaves de la víctima, desaparecida sin dejar rastro. Y respecto a los vecinos, ¿por qué hay quien no menciona sus tratos con el difunto? ¿Qué oculta la vizcondesa y por qué su ahijado, Ulises, se lanza a investigar por su cuenta? ¿En qué consistían las prácticas esotéricas de Bonancieux y por qué sus cuadernos son tan codiciados? ¿Y qué pinta en todo esto un artista español con contactos en el inmueble y también entre el lumpen más selecto de París?
En un entramado de falsas apariencias, fórmulas oscuras y deseos inconfesados hacia los bienes ajenos, hay dos cosas seguras: un hombre puede revelar muchas sorpresas después de muerto y, en segundo lugar, nadie llega a saber quiénes son en realidad sus vecinos.

OPINIÓN PERSONAL: IRUNE
Después de leer el brillo de las luciérnagas pensé en seguir con más autores españoles, ya que acostumbro a leer siempre traducciones y me decidí por esta novela.
Empezaré diciendo que el autor hace uso de un vocabulario demasiado extenso, también puede que el mío sea demasiado pobre. Muchas palabras no las entendía y tener que buscar significados cada dos por tres no lo considero bueno porque salir de la historia y perder el ritmo hace que me distraiga.
La historia a pesar de ser buena e interesante me daba mucha pereza retomarla, porque en muchas ocasiones tenía que releer páginas enteras por no entenderlas o bien porque desconectaba de lo densas que eran. También en algún capítulo parecía que había más de un autor. Abusa de datos, calles, nombres y demás cosas en francés, yo que no tengo ni idea se me hacía bastante complicado de leer, de hecho no entiendo por qué en algunas situaciones de repente hablaban en francés cuando se supone que en todo momento hablan el idioma y encima no traduce dando por hecho de que todo el mundo lo entiende.
Quitaría páginas y páginas que se salen de la trama con datos que, sinceramente, creo que sobran y carecen de emoción o significado. Pura paja. Una lástima, porque la investigación estaba bastante bien y Ulises me encantaba, pero no me gustó que se centrara más en rellenos que en la trama en sí.
También diré que por una parte sí que es el tipo de libro que andaba buscando, ya que el asesinato no se resuelve hasta las últimas páginas, pero se nota que el autor tiene más información que el lector y no la comparte, soltando en mitad de conversaciones muchos datos o claves para resolver el caso sin la explicación o el cómo ha llegado a ellos.

Resumiendo, si lo hubiese cogido en otra etapa de mi vida creo que lo habría disfrutado mucho más. Se me ha quedado bastante grande y me ha dejado un sabor agridulce ya que me ha gustado, pero también lo he odiado, me ha llevado meses terminarlo.





RESEÑA: EL GABINETE DEL ALQUIMISTA MUERTO DE CARLOS POVEDA.
 LECTURA, ¿FANTASÍA O PESADILLA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario